Consejos Obvios para adelgazar II

Para este tercer artículo de la serie en la que quiero ayudar a las personas a adelgazar en la medida de lo posible  (Ver más)
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+
(Ver el artículo original aquí)

Para este tercer artículo de la serie en la que quiero ayudar a las personas a
adelgazar en la medida de lo posible continuamos con este en el que voy a hablar del aspecto opuesto al de la comida, que representa el ingreso, por lo que voy a hablar del gasto, del ejercicio físico.

A medida que una persona va engordando va perdiendo su capacidad para realizar deportes, a la vez que va sintiendo menos interés por ello debido a la decepción y al sentido del ridículo que le produce. Si a esto sumamos que la persona ha recibido una serie de informaciones al respecto que le ponen las cosas muy cuesta arriba, las cosas empeoran.

Existe una idea generalizada de que hacer deporte es ir al gimnasio todos los días y realizar una sesión de fitness de 1 hora para después nadar 30 minutos y posteriormente entrar a la sauna donde deshidratarse por completo, con un sonsumo total de 2 horas y media cada día. ¿Quien tiene ese tiempo y hasta que punto es sano para una persona con sobrepeso?

Por otro lado también están los que creen que se ha de hacer una hora de running (correr) encima de una cinta o por el parque o simplemente por la calle, y que la única manera de ponerse a punto es esta. Una persona con sobrepeso se destroza las articulaciones realizando este tipo de deportes a la vez que puede llegar a ahogarse.

El problema no está en hacer ejercicio sino en las creencias y la imagen distorsionada que una persona tiene de todo esto. Realizar una actividad física saludable es una actitud frente a la vida. Solo consiste en realizar movimientos con el pensamiento puesto en los beneficios que ello tiene para la salud. Poco importa si se trata de esquiar, nadar, correr, navegar o subir escaleras. Lo que importa es moverse sin sufrir, es decir, disfrutando. Para hacer actividad física es importante hacerlo pensando en el beneficio.

Por supuesto si te lo puedes permitir debes acudir a profesionales que te ayuden a diseñar un plan de ejercicios que sean adecuados para ti y te permitan ponerte en forma para conseguir fuerza, agilidad, destreza, ligereza, velocidad,, etc. todo siempre sabiendo que ello "te abre el grifo del consumo energético". Pero realizar un plan de ejercicios no implica escoger el ascensor, el sofá, quedarse en casa, ver la tele toda la tarde..,etc.

Ha de ser una actitud global ante la vida, una actitud de vivir la vida en movimiento, de ser activo, de hacer cosas. Vivir una vida pasiva es un acto de inhibición muscular que solo lleva al ostracismo, a la apatía, y por supuesto, a engordar. Por el contrario una actitud global activa ayuda a estar más feliz y más delgado.


¿Pero que ejercicios puedo hacer? 
En principio los que te gusten. Lo mejor es hacer el deporte o la actividad física que más te guste, desde bailar a caminar, pero siempre teniendo en cuenta no tomarlo como una lucha contra la grasa sino como una actividad lúdica. Si, un juego.

Y puedes ir jugando muchas veces al cabo del día. No solo hay que hacer ese deporte que te gusta, moviendo mucho las piernas. También puedes mover los brazos, hacer ejercicios fáciles en el suelo, en un colchón, en una manta o colchoneta. Lo que importa es que te muevas. Te voy a proponer algunos ejemplos con su tiempo de ejecución de ejemplo:

Ejercicios sobre suelo (abdominales, pectorales, piernas arriba):5, 10 o15 minutos
Levantar pesas, mancuernas o paquetes de arroz: 5, 10 o 15 minutos
Ejercicios en la pared: 5 o 10 minutos
Bicicleta estática: 10, 15 o 20 minutos
Jugar a Wii sports o fitness(si lo tienes):  10, 15 o 20 minutos
Subir y bajar escaleras en tu edificio si las hay: 10 o 15 minutos.
Agacharse y levantarse: 5 o  10 minutos
Caminar agachado (cuidado con las agujetas o las lesiones antiguas): 5 o 10 min
Y muchas más que se te puedan ocurrir.

¿Crees que puedes hacer estas cosas y dedicar, por partes, 30 minutos al día?
Todo sin forzar, sin asfixiarse, sin llegar al límite. Ese límite irá cambiando a medida que vayamos ejercitando y siempre podremos superar el límite de ayer sin llegar al de hoy. No se trata de ser el mejor, de hacer las flexiones perfectas, ni de batir records. Solo ejercitar el músculo para abrir el grifo y que todos y cada uno de los  músculos de tu cuerpo constituyan un nuevo quemador de grasa.

La actitud mental es super importante. Mientras ejercitas siempre puedes repetir mentalmente frases positivas del tipo "Me siento más fuerte", "todo va bien", "me gusta hacer esto", etc. que te van a ayudar a que sea más entretenido y más positivo, a la vez que más fácil y menos costoso.

No te pierdas el próximo y si puedes comparte en Facebook y otras redes, gracias.

Miguel Alarcón,
Coach de Bienestar
Entradas en el Blog
 
Síguenos en las redes
 
 



Mira NUESTRA PÁGINA DE GOOGLE+ Google+
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
... ...