Hipertensión e hipnosis

La medida de la tensión sangúinea o de la presión arterial constituye una forma o elemento de diagnóstico ara algunas enfermedades ...
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

La medida de la tensión sangúinea o de la presión arterial constituye una forma o elemento de diagnóstico para algunas enfermedades y que el profesioanl de la medicina utiliza frecuentemente como método de control de la evolución de un paciente. 


No obstante, en la sociedad avanzada se está dando la situación de que las personas en general estan ofreciendo unos valores de esta medida cada vez más altos lo que conlleva que esas personas sean medicadas con tratamientos para bajar la tensión. 

Sin entrar a valorar si este procedimiento es correcto o no, si vamos a intentar esclarecer cuales son las causas principales de este desajuste arterial mediante el siguiente procedimiento si usted sufre de hipertensión y dispone de un aparato para medirla.

Siga el siguiente sencillo procedimiento:

 1- Piense en aquello que más le preocupa, como la crisis, el no llegar a fin de mes, una posible enfermedad, el futuro que espera a sus hijos, la falta de salida y opciones, los deshaucios, el paro...concretamente en algo que le preocupe de verdad y hágalo durante al menos un minuto.
2 - Ahora tómese la tensión con el aparato que disponga y anote los valores. (la medida de la tensión)
3- Quítese el aparato y empiece a pensar en un pisaje natural como el mar, una playa, el campo, la montaña y concéntrese en sus detalles durante al menos un minuto. 
4- Ahora póngase la mano en el pecho, un poco más arriba del corazón y respire despacio y profundo, llenando y vaciando sus pulmones y su barriga, cerrando los ojos y realizando esta operación durante al menos 8 inspiraciones y espiraciones completas.
5- Tranquilamente vuelva a tomarse al tensión el el mismo aparato y compruebe que ha pasado. 

Su hipertensión se ha reducido tanto que puede que solo se haya quedado en una tensión normal, y que ya no se considere hipertenso. Puede que solo se haya reducido, pero si sigue aplicando la misma fórmula de respirar y pensar en paisajes bonitos, lo más probable es que llegue a valores normales.

¿Que prueba todo esto? ¿Qué es la hipertensión? ¿Es una enfermedad?


Indudablemente NO. Este sencillo ejercicio solo prueba que la hipertensión es un síntoma del estrés y de la ansiedad. 

Cuando estamos atentos a aquellas cosas que nos preocupan se desencadenan los mismos mecanismos que cuando estamos en lucha, en guerra, en huida, como pueden ser le segregación de cortisol, adrenalina y noradrenalina, la cuales provocan que todo el cuerpo se adapte a la situación, acelerando con ello la llegada de glucosa y oxígeno a todos los tejidos mediante el aumento de la tensión y el ritmo cardíaco. En definitiva estamos en situación de alerta y nuestro sistema circulatorio está en alerta.

Cuando pensamos en cosas pacíficas y agradables, como paisajes y sensaciones de bienestar nuestro cuerpo vuelve a la normalidad, es decir a la relajación, relajando con ello incluso las arterias, reduciendo el ritmo cardíaco y otras funciones vitales, y por tanto pasando de hipertensión a tensión normal. Pero con esto no está todo resuelto ya que nuestrs mente consciente sigue enviando mensajes de preocupación.

¿Como nos ayuda la hipnosis con la hipertensión?

La hipnosis es la herramienta más potente para conseguir una buena relajación, pero una de verdad, mejor que estar en un balneario. Con esta herramienta conseguimos primero esa relajación física que tan buenos resultados produce y a la vez "programamos" la mente para dejar de sufrir por las preocupaciones de manera que ocupe sus recursos para encontrar soluciones y no para hundirse en procesos mentales destructivos.  

Cuando realizamos hipnosis conseguimos que la vida tenga otro color, que nuestra percepcion de las cosas sea más positiva, que nuestras preocupaciones sean menos y que afrontemos la vida con más optimismo y alegría. Todo ello lleva a unos mecanismos de pensamiento que transforman nuestro estado de ánimo de la tristeza a la felicidad y del miedo a la confianza, consiguiendo con ello, entre otras muchas cosas un nivel de tensión arterial más adecuado y por tanto una vida sin condicionamientos. 

Miguel Alarcón
Hipnoterapeuta
Tel. 619 788 150
info@centromagna.com
https://www.centromagna.com
  
Entradas en el Blog
 
Síguenos en las redes
 
 



Mira NUESTRA PÁGINA DE GOOGLE+ Google+
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
... ...