La actitud para adelgazar

La obesidad y el sobrepeso afectan cada día a más personas  y los nuestra sociedad avanzada e industrializada y no es de extrañar si tenemos en cuenta la facilidad de acceso a la comida hipercalórica...
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Quiero adelgazar


La obesidad y el sobrepeso afectan cada día a más personas  y los nuestra sociedad avanzada e industrializada y no es de extrañar si tenemos en cuenta la facilidad de acceso a la comida hipercalórica  y los niveles de ansiedad que se respiran entre el personal, fundamentalmente debidos a la vida que llevamos y a la vez aumentados con el sinfín de noticias negativas en cuanto a la economía.

Por eso, por la cantidad de personas que se ven atrapadas en un aumento anormal del peso sin razón aparente, el el número sin fin de afectados por la pandemia más abultada del planeta es por lo que hay tanta gente que quiere conseguir un cuerpo esbelto y perfecto, o como mínimo reducir su volumen, y mantienen en su mente el pensamiento: "Quiero adelgazar".

Este pensamiento a fuerza de repetirse y de verse frustrado, va derivando a un pensamiento peor, "quiero adelgazar pero no puedo", el cual se va consolidando en nuesstra mente como una obsesión y a la vez una barrera infranqueable. Recordemos que según el Dr. Emile Coué, "Cuando crees que no puedes, cuanto más lo intentas menos puedes"

 

La experiencia a la hora de adelgazar



Después de varios años intentándolo, la persona con sobrepeso, siempre llega a la misma conclusión, que todos sus esfuerzos son inútiles y que realmente no puede adelgazar. Solo si se esfuerza mucho puede perder unos kilos que luego vuelve a recuperar porque vuelve a comer como antes o peor, siendo por tanto todo ello una mala experiencia, frustrante y desalentadora.

El mercado ofrece un sinfín de fórmulas adelgazantes que solo trabajan el cuerpo sin ocuparse para nada de la mente o el pensamiento, que dejan de lado las creencias y las expectativas,  pero sobretodo que para nada tienen en cuenta la actitud. Toda esa experiencia negativa se va constituyendo en una confirmación fehaciente para la persona afectada de que realmente, haga lo que haga, no puede adelgazar.

Si la experiencia se empeña en demostrarte que no puedes adelgazar...¿Cómo vas a adelgazar? ¿Donde vas a encontrar un sistema que te ayude a conseguir esta reducción de peso? ¿El próximo sistema que me encuentre va a ser un engaño como todos? ¿Que garantías tengo de que va a ser el sistema definitivo? La respuesta a todo esto, es que todos ellos, sean buenos o malos, dependen de tu actitud.

 

¿Cual ha de ser mi actitud?


La actitud de toda persona que quiere conseguir algo es primero la de "Responsabilizarse de su vida".
Efectivamente, cada vez que usted pone en manos de otro su propio beneficio o destino  está eludiendo su responsabilidad en el proceso. Recuerde que si usted quiere adelgazar, es usted quien tiene que adelgazar y no los otros por usted. Los otros solo le ofrecen una ayuda o herramienta que es usted quien tiene que aprovechar o no.

Una vez se responsabiliza usted de su vida, una vez asume el control y adopta la actitud de ser usted el protagonista, vamos a poner un listado de las actitudes propias de una persona que consigue el éxito a la hora de adelgazar.

Adelgazar con hipnosis en Centro Magna1-Responsabilidad
2-Perseverancia y constancia
3-Paciencia
4-Actitud mental positiva
5-Cambio y/o puesta a prueba de creencias
6-Automotivación
7-Estudio y análisis de la situación
8-Búsqueda de causas y conocimiento
9-Esfuerzo
10-Disposición al cambio.
11-Acción

Aunque el orden no da la importancia ya que para cada uno será más importante justo aquello que más le cuesta ejercer, todas estas actitudes y probablemente alguna más, van a ser de vital importancia a la hora de conseguir su objetivo de adelgazar.

De esta manera, su a usted lo que le cuesta es cambiar, precisamente esa ha de ser la actitud más importante a la hora de avanzar ya que ahí es donde precisamente tiene el bloqueo.

haciendo un compendio explicativo podemos decir que:

"Mi objetivo es adelgazar, para lo que asumo mi responsabilidad en el proceso y paso a la acción. Lo primero que hago es esforzarme por entender lo que me pasa y si no lo consigo busco nuevos conocimientos que me hagan entender un poco más lo que me pasa, preguntándome si mi planteamiento inicial era el correcto, buscando cuales eran mis certezas y cuestionándolas, buscando nuevas creencias más contrastadas, huyendo de los tópicos. Una vez eliminadas las creencias sobrantes, busco ejemplos de personas que lo han conseguido de verdad y con ello me digo que yo si puedo, me auto-motivo y me aliento, adoptando una actitud mental positiva en la que siempre busco el lado bueno de las cosas, ya que siempre hay el lado positivo, cambiando lo que se tenga que cambiar, y siempre actuando, haciendo, moviéndome, con paciencia, con constancia y perseverancia, levantándome al caer, premiándome en cada paso o avance nuevo, porque al fin y al cabo en el momento que asumí la responsabilidad, asumí el mérito. Y yo lo merezco. "

¿Cómo cambiar la actitud?


Si observa el párrafo anterior podrá darse cuenta de que se trata de un diálogo interior. Un halar consigo mismo/a. El diálogo interior es la clave de nuestras certezas y de nuestras creencias. Cuando nuestro diálogo interior tiende a reforzar una creencia, una certeza, un pensamiento, éstos se hacen cada vez más fuerte porque cada afirmación parece que le da intensidad, como poner capas de pintura.

Así, para cambiar la actitud, las creencias, las certezas, los pensamientos, lo único que necesita es expresarlos en positivo, salvo que realmente tenga usted la evidencia empírica de lo contrario. Por ejemplo "Yo no puedo adelgazar".  Esta es una creencia básica en la obesidad. Pero, ¿Cual es la razón? Y si hay una razón ¿Se puede cambiar? Si, se puede cambiar. Todo se puede cambiar.

Si usted no puede adelgazar y la única razón que encentra es que come demasiado, ¡cámbielo!. Coma menos. Por tanto, si esa es la única explicación de su afirmación "Yo no puedo adelgazar" cámbiela con esta otra : "YO PUEDO ADELGAZAR, COMIENDO MENOS". "Yo disfruto haciendo deporte"
Afírmelo hasta la saciedad, hasta que quede tan grabado que no haya la más mínima duda.
Habrá visto muchas películas, libros, historias...de personas que un día hicieron el clic y pusieron una afirmación en su vida, la cual llevaron hasta el final.

"A Dios pongo por testigo...que nunca volveré a pasar hambre"
Escarlata O'Hara, (Vivian Leight) - Lo que el viento se Llevó (cine),Basado en la obra de Margaret Mitchel (libro) "Gone with the wind".


Imagen del blog Cajón de sastre Lo que el viento se llevó (actitud)

Esto es solo un ejemplo sin más. Hay a millones. Solo tiene que afirmarlo, decir lo que crea que debe ser pero no se limite a retransmitir lo que está ocurriendo, eso es trabajo de periodistas. Usted tiene que crear una nueva realidad y lo tiene que hacer con una actitud que le salga de dentro.


Miguel Alarcón
Hipnoterapeuta
Especialista en ayudarte a salir de las adicciones con hipnosis
Especialista en ayudarte a encontrar tu alegría.
Centro Magna
Tél. 93 178 21 22
info@centromagna.com
https://www.centromagna.com
Entradas en el Blog
 
Síguenos en las redes
 
 



Mira NUESTRA PÁGINA DE GOOGLE+ Google+
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
... ...