La analgesia por hipnosis

El dolor es una de las molestias que el ser humano, e imagino que los animales, más intentan evitar. El dolor es una señal del cuerpo que avisa de que algo está ocurriendo
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Superar el dolor. Alivio y analgesia.




El dolor es una de las molestias que el ser humano, e imagino que los animales, más intentan evitar. El dolor es una señal del cuerpo que avisa de que algo está ocurriendo y seguramente se trata de algo que tiene que ver con el daño de algún tejido.

El alivio del dolor consiste en la reparación del tejido a la eliminación del daño, sea por golpe por alguna otra anomalía de uso del cuerpo, o también en la simple eliminación de las sensaciones mediante algún tipo de sustancia ajena al cuerpo. Entonces estamos hablando de analgesia.

Todos tenemos algún tipo de analgésico en casa, todos ellos muy conocidos y de uso cotidiano que incluso se aconsejan sin pensar en la prescripción facultativa. No obstante el uso de medicamentos debe estar reservado al profesional médico, no solo por sus conocimientos, sino porque los medicamentos, sean cuales sean, son muy peligrosos y todos tienen efectos secundarios.

Aún así, y como mencionábamos antes, la mejor manera de quitar el dolor es mediante la superación del problema, es decir la reparación del tejido o la curación de la herida, hematoma, rotura, quemadura, picadura, o lo que haya podido provocar ese problema. La mejor solución es que el cuerpo ejerza su capacidad reconstructiva.

Claro está que todo tiene un proceso y depende de muchos factores fisiológicos y mentales. Que los factores fisiológicos, como la profundidad de la herida, la ubicación, la movilidad de la zona, los tejidos afectados, etc. son relevantes es muy evidente pero lo que la mayoría e las personas ignora es que los pensamientos también afectan.

Justamente lo primero que hacemos cuando una persona viene a hipnosis por un problema de dolor es  ayudarle con la ansiedad y luego tratar el origen del dolor: La causa.

Cuando sabemos de donde viene el problema, además de seguir con los paliativos, como  pastillas, vendajes, etc. también hay que activar los recursos internos de pensamiento de la persona para orientarlos hacia la curación, es decir, potenciar la propia capacidad de resolución del problema mediante el pensamiento positivo.

La mera visualización de la realización de las funciones normales ya activa los mecanismos mencionados, es decir, da por hecho que el tejido se está curando o se va a curar y con elle el cuerpo reconoce que lo que el cerebro le pide es activar esos mecanismos y pone el énfasis o bien simplemente acelera el mecanismo natural de curación.

Dicho de otra forma, la visualización creativa o la sugestión positiva son los mejores argumentos que nuestro cerebro da al cuerpo para que se active en el sentido que se desea un mecanismo u otro de modo que el cuerpo obedece a las peticiones del cerebro sin cuestionar nada. El cuerpo envía su información al cerebro y este la procesa con nuevos pensamientos.

En el momento que las sensaciones físicas van mejorando la expectativa positiva del cerebro va re-motivando al cuerpo el cual actúa con más celeridad creando con ello un sistema que se retro-alimenta. Y del mismo modo que ocurre en positivo puede ocurrir en negativo.

Aún así, no todo es coser y cantar ya que existe un gran obstáculo que es nuestra mente consciente, la que nos dice que no se puede engañar a si misma. Por ejemplo: si yo te propongo que te digas la frase "me siento bien" es posible que pienses que esto es un auto-engaño. Pero eso no es así.

La imaginación al poder



Cuando tu estás mencionando algo que es diferente de la realidad actual no tienes que estar retransmitiendo o que ocurre ahora, sino lo que quieres que ocurra, pero lo dices en tiempo presente, porque tu inconsciente es el único tiempo que entiende.  De este modo al decir "me siento bien", tu mente crea esos mecanismos positivos de mejora, porque entiende que es el deseo general del ser que lo pide, o sea tú.

Para que esa mente consciente, que en coaching es llamada "el saboteador" y en otras disciplinas "el ego", no sea nuestra peor barrera, tenemos la herramienta de la hipnosis, cuya principal baza es la inhibición parcial del consciente para poner pensamientos en el inconsciente, que son ejecutados sin filtros censores del consciente.

Así se entiende la superioridad de la hipnosis frente a otros tipos de terapias, en la mayoría de los aspectos, pero en este caso y especialmente, en el ámbito de la analgesia del dolor. Cuando pensamos que nuestro cuerpo está funcionando perfectamente se activan los mecanismos no solo reparadores sino analgésicos, inhibidores del dolor, sin tener que usar sustancias externas, como las pastillas.

Esto se ha demostrado hasta tal punto que antes que exstieran los anestésicos ya se utilizaba la hipnosis para la cirugía y hoy en día el Dr. Escudero y otros cirujanos seguidores de su trabajo, operan sin anestesia, sin dolor, y con post-operatorios más reducidos.

Miguel Alarcón
Hipnoterapeuta
Especialista en ayudarte a salir de las adicciones con hipnosis
Centro Magna
Tél. 93 178 21 22
info@centromagna.com
https://www.centromagna.com
Entradas en el Blog
 
Síguenos en las redes
 
 



Mira NUESTRA PÁGINA DE GOOGLE+ Google+
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
... ...