¿Por qué algunas personas no consiguen dejar de fumar con hipnosis?

Blog de hipnosis Centro Magna
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+
¿Por qué algunas personas no dejan de fumar con hipnosis?

Una de las formas más efectivas para dejar de fumar es utilizar la hipnosis, o mejor dicho, aplicar una estrategia dentro de la hipnosis.

Sin embargo existen una buena cantidad de personas que no lo consiguen, y los motivos pueden ser varios:

1- La estrategia para dejar de fumar que utiliza el terapeuta no es lo suficientemente buena y lleva a una buena cantidad de fracasos.

2- El ambiente donde se realiza es demasiado ruidoso. A mi me ha pasado que aunque tengo el despacho semi aislado acústicamente, a veces un taladro insistente o varias sirenas y motos pueden crear un ambiente inadecuado. Se utilizan técnicas dentro de hipnosis para evitarlo y no debería ser un problema pero un exceso de hiper sensibilidad y alerta te lo puede echar todo al traste. 

3- El cliente no está en las condiciones mínimas razonables, a nivel de ansiedad, de creer en sí mismo/a, de estar suficientemente motivados. Esto se suele arreglar efectuando una o varias sesiones previas de hipnosis un tiempo antes para tratar esos temas y mejorar las condiciones. Esta es una de las causas más habituales. 

4- El cliente es poco hipnotizable. Aunque no me gusta la palabra, hay personas que tienen más capacidad que otras para entrar en el estado de hipnosis y ello favorece mucho la efectividad. Si una persona es poco “hipnotizable” lo más importante es practicar y practicar antes de la sesión definitiva. Para ello en Centro Magna entregamos la demostración de hipnosis que sirve de práctica y entrenamiento y con esto los menos hipnotizables consiguen resultados mucho mejores. 

5- El cliente realmente no quiere dejar de fumar. Sí, es curioso que vayan a hacer un tratamiento para dejar de fumar personas que “no quieren” dejar de fumar, lo cual resulta ridículo, pero ocurre. ¿Por qué? Por la presión de un diagnóstico médico, de una pareja, o simplemente del miedo a enfermar. No se puede dejar de fumar por el miedo a enfermar, ya que precisamente se fuma por el miedo a morir y sufrir si se deja de fumar. 

6- El terapeuta, aunque tenga una buena estrategia no hace hipnosis suficientemente profundas lo que hace que no llegue a superar la barrera censora del consciente y no tenga los efectos deseados suficientes. Aquí también habrá un gran número de fracasos entre los clientes de ese terapeuta. 

7- Prejuicios y suposiciones: Algunas personas suponen que ir a hacer una hipnosis es como en la TELE y vas allí, te hacen flash, 1, 2, 3 y ya has dejado de fumar…ERROR. Un gran error. Una hipnosis para  dejar de fumar ha de durar al menos media hora en la mayoría de los casos y según cómo, puede que más. Se requiere de un gran proceso de profundización para conseguir efectos suficientes. Dejar de fumar es algo tan complejo que también requiere al menos una hora de explicar al consciente la situación en la que se encuentra el fumador para que tome conciencia de lo que le pasa, de por qué fuma, por qué se siente tan mal cuando intenta dejar de fumar y sobretodo saber cómo se dejar de fumar incluso sin hipnosis. 

8- El cliente espera que deje de fumar por él/ella otra persona, es decir, yo no tengo que hacer nada. Me lo hacen. Solo voy, pago y no hago nada. Pero dejar de fumar requiere un gran trabajo y un cambio importante de rutinas, no de dejar lo que habitualmente se hace, sino de añadir aquellas que faltan. 

Y seguro que hay más pero que ahora mismo no contemplo . 

En el próximo post explicaré cual es el motivo por el que la gente, después de un largo tiempo de haber estado sin fumar lo vuelven a consumir.
 
Entradas en el Blog
 
Síguenos en las redes
 
 



Mira NUESTRA PÁGINA DE GOOGLE+ Google+
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
... ...