Cómo reducir la tensión arterial de forma natural

Blog de hipnosis Centro Magna
(Este post no tiene la intención de que dejes las pastillas que te haya prescrito tu médico sino ayudar a aquellas personas que sufren hipertensión arterial y han decidido no tomar nada para ello a conseguir su objetivo con facilidad.)
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Cómo reducir gratis la tensión arterial

 
(Este post no tiene la intención de que dejes las pastillas que te haya prescrito tu médico sino ayudar a aquellas personas que sufren hipertensión arterial y han decidido no tomar nada para ello a conseguir su objetivo con facilidad.)
 
Como experiencia de mi trabajo, y debido al trato personal, a la realización de una anamnesis o historial con cada cliente, entre las preguntas que suelo hacer está la de preguntar los medicamentos que toman los clientes.
 
Conocer los medicamentos me ayuda a saber cómo piensan, cuál es su forma de resentir y sobretodo qué es lo que les preocupa en la vida. Sé que puede sonar extraño, pero a mí me transmite mucha información conocer cuáles son los medicamentos que toman.
 
Dicho esto, y aunque no realizo estadísticas, es muy normal que la gente te diga que toma medicamentos para la hipertensión. Te dicen que son “hipertensos”. Y lo dicen con naturalidad, como quien dice soy moreno o rubio.
 
Parece que eso de ser hipertenso es una enfermedad y que tiene connotaciones negativas, como decir: Soy obeso, soy diabético, soy esquizofrénico…Soy un enfermo.
 
Son muchos los que han alzado ya sus voces ante el gran problema que se ha creado en el mundo como consecuencia de los cambios de varemos que usa la farmacología o la medicina para valorar si una persona está en unos niveles de tensión arterial normales o patológicos.
 
Esas voces son voces con conocimiento, personas que no tienen compromisos con la todopoderosa industria “farmamentística” y que avisan que esos cambios no están justificados que sólo tienen la intención de acoger el máximo número de personas posibles en el rango de enfermos.
 
En cualquier caso, lo que a mi me importa no es si están enfermos o no sino ayudarles de la forma más natural posible. ¿Y qué forma más natural que la palabra? Continúa leyendo porque esto te va a interesar y mucho.
 

¿Qué es la hipertensión?

 
No voy a entrar a nivel médico acerca de cómo se diagnostica sino a mencionar para todos los públicos que significa tensión arterial alta. Es decir lo que significa a nivel biológico o de funcionamiento natural.
 
Las arterias son los conductos por los que sale la sangre del corazón, es decir que son el canal más importante para llevar rápidamente el oxígeno y los nutrientes a lo largo de todo el cuerpo.
 
Estas arterias tienen una gran capacidad elástica para favorecer la recepción de la sangre ante los envites del corazón y así no devolverla hacia atrás, realizando un movimiento de retorno a su posición que transmita la presión del corazón a lo largo de todo el conducto.
 
Esa elasticidad hace que la arteria pueda recibir más cantidad de sangre sin colapsar los vasos de destino o los tejidos, sino que hace que el ritmo de bombeo sea constante. A la velocidad adecuada.
 
Pero cuando la arteria no realiza la función de forma tan elástica como en condiciones normales, es decir, cuando se tensa el conducto, hace que esa presión en el líquido sanguíneo aumente, y produciendo una llegada más repentina de la sangre a los vasos más pequeños y capilares.
 

¿Cuál es el objetivo de la hipertensión?

 
La intención biológica de la hipertensión es la de aumentar la velocidad de emisión de la sangre a los tejidos, haciendo llegar el oxígeno y los nutrientes en mayores cantidades, como cuando estamos haciendo deporte o algún sobre esfuerzo, pero muy especialmente, cuando nos preparamos para la lucha o la huida.
 
Es decir, que la hipertensión pretende que la sangre fluya más deprisa para contrarrestar las necesidades de aporte de energía, oxígeno y otros nutrientes. El objetivo es que no nos quedemos sin fuerzas ante la demanda prolongada o repentina.
 
También, en muchos casos, es hipertensión está provocada por una situación de estrés o miedo. Como por ejemplo, cuando te encuentras con un animal salvaje de repente, sea un león, una serpiente o un lobo. Esto te va a hacer sentir miedo, y con ello la necesidad de huida o lucha, tu corazón va a bombear sangre en gran cantidad y tus arterias se tensan para que la sangre fluya más rápido.
 
 

Entonces, la razón de la hipertensión suele ser…

 
Con excepción de las normales demandas prolongadas de trabajo, bien sea por el deporte, los desplazamientos o la actividad laborar, las principales causas de la hipertensión son: El estrés, la ansiedad y el miedo. O, dicho de otra manera, el miedo habitual, el miedo cronificado y el miedo patológico.
 
 

¿Cómo puedo reducir la hipertensión de forma inmediata?

 
Evidentemente, lo mejor es reducir el estrés, tratar la ansiedad y dejar de tener miedo. Hasta aquí todo muy fácil, ¿verdad? No, no te hagas una montaña, no te voy a pedir que vengas a verme o que vayas al psicólogo, que sería lo suyo, sino que te voy a dar un truco infalible. De hecho, dos trucos.
 
Primero
Está más que comprobado, por civilizaciones milenarias, que la mejor manera que tiene el ser humano y los seres vivos para controlar el estrés, la ansiedad y el miedo es la RESPIRACIÓN. Sí, pero respiración consciente.
 
Cuando tengas ansiedad, estrés, miedo, sólo tienes que respirar lento y profundo, tan lento y tan profundo como puedas y vas a conseguir rápidamente unos resultados increíbles. Se trata de hacer respiraciones muy lentas, al menos 5 seguidas cada vez y si puede ser entre 5 y 10 veces al día.
Con esto se produce una gran relajación, tranquilidad y calma.
 
Cada vez que tu quieras puedes hacer la prueba y tomarte la tensión con un tensiómetro doméstico. Te darás cuenta que baja tu tensión entre 2 y 3 puntos cada vez que lo haces a la vez que el ritmo cardíaco puede bajar hasta 10 ppm con facilidad.
 
Segundo
La hipnosis y o la relajación. ¡Claro! ¿Cómo si no?. Yo soy hipnoterapéuta y te enseño mis herramientas. Lo mejor es hacer una hipnosis cada día o una sencilla relajación. Yo te ofrezco de forma gratuita una hipnosis de demostración que solo dura 10 minutos. La puedes probar gratis y sin compromiso y conseguir una bajada comprobable de tu tensión arterial cada vez que la uses. Y cuesta muy poco esfuerzo.
 
La puedes ver y o escuchar aquí ENLACE A LA DEMO
 
Es un placer para mi ayudarte.
 
Miguel Alarcón
Coach e hipnoterapéuta
Especialista en ayudarte a tener una vida mejor.
info@centromagna.com
Tel. 93 015 34 33
Entradas en el Blog
 
Síguenos en las redes
 
 



Mira NUESTRA PÁGINA DE GOOGLE+ Google+
 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
... ...